martes, 19 de abril de 2016

FELICIDAD




FELICIDAD.

Frangipani Flowers.jpgEs una hermosa palabra¸ sin dudas. Pero, sin que tampoco se pueda dudar, gran parte de la humanidad no logra ser feliz. He escrito sobre la felicidad con gran fe, con mucha confianza, y ahora no voy a decir otra cosa, sino esa fundamental, nacemos para ser felices.
Pero, tampoco usted lo dude, no es fácil ser feliz en un mundo en que cinco habitantes poseen la riqueza producida por noventaicinco, que se quedan sin nada. ¿Se puede ser feliz en medio de la indiferencia social? 
Quizás, el sentimiento de justicia sea un componente esencial de la felicidad, y nos impide ser felices si juntamente no somos justos. Si permanecemos indiferentes a la injusticia que reina en la humanidad, no podemos ser felices. Es cierto que no podremos remediarla, pero sí podemos entender las causas del mal y cuáles serían sus remedios.
¿Por qué cinco se hacen millonarios con el trabajo de noventaicinco que siguen pobres? ¿Podría decir “ni sé, ni me interesa” y se feliz? Yo creo que no, no puedo a la vez ser feliz e indiferente. Amar la justicia, desearla y, en la medida de lo posible, practicarla, es parte constitutiva de la felicidad